Como queda la retribución de los directivos de Bancos y Cajas intervenidas.

Considerando que las entidades financieras intervenidas por el FROB se convierten a ciertos efectos en una especie de entidades privadas de capital público – esto no es exacto, lo sé-, la retribución de sus órganos directivos ¿podría equipararse a la de los funcionarios que realizan funciones de gestión de sociedades públicas empresariales?
Las cuantías que se autorizan como máximas anuales según el Real Decreto-ley 2/2012, de 3 de febrero, de saneamiento del sector financiero (en su artículo 5) alcanzan los 500.000 € al año como cuantía fija más un variable a determinar.

Quedando pendiente la determinación de la retribución variable, ésta se ha recogido en la Orden ECC/1762/2012, de 3 de agosto estableciendo en su artículo 4.3 que no podrá exceder del 60% de la retribución fija bruta anual. El comienzo de su percepción se diferirá tres años desde su devengo, condicionándose en todo caso a la obtención de los resultados que, en relación con el cumplimiento del plan elaborado para la obtención del apoyo financiero, justifiquen su percepción. La retribución variable podrá alcanzar hasta el 100% de la retribución fija bruta anual, previa aprobación del Banco de España, en caso de directivos contratados con posterioridad o de forma simultánea a la recepción de apoyo financiero del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria.

Es decir, 800.000 € al año si los directivos son los que llevaron al Banco o Caja a la quiebra y 1.000.000 € al año si han sido nombrados con posterioridad. Pagado con dinero de todos nosotros.

 Lo podemos comparar con la retribución máxima establecida para responsables del sector público empresarial – que asciende a 105.000 euros al año en el mejor de los casos- y traer a colación el caso Mannesmann del que ya comenté que supone otorgar a los accionistas una herramienta de cálculo para limitar el salario de estos directivos hasta límites razonables.

En todo caso, que cada cual saque sus propias conclusiones de porqué a un nefasto gestor privado se le paga muchísimo más que a un funcionario de primera categoría (proporción 10 a 1).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>